Cuatro ejemplos de decepción que podemos combatir
3 septiembre, 2019

Cómo pueden los algoritmos orientar a un alumno para elegir su carrera profesional

A principios del pasado mes de junio fiché como orientador profesional para una multinacional, y después de pasarme los tres meses de verano formándome en el programa “meorienta”, he llegado a la conclusión de que la carrera profesional de una persona no empieza al entrar en el mercado laboral, sino en el periodo final de la ESO, justo en el momento de decidir los estudios superiores. El momento de elegir un bachillerato condicionará el grado universitario del alumno y esté la profesión.

En el momento de esta importante decisión, la mayoría de los alumnos se agrupan en dos áreas:

  • El 75% son los que eligen su carrera por pasión, que es igual que decir “me gusta el fútbol y estudiaré en el INEF”.
  • El 25% lo hacen por condición, se les dan bien las ciencias, así que lo mejor es que hagan Biología, por ejemplo.

Actualmente la orientación se realiza siempre en el colegio y no va más allá de pasar un test, el consejo del tutor según las notas académicas o visitar alguna feria de universidades. Esa forma de orientar y elegir tiene consecuencias catastróficas, tanto que aproximadamente el 19% de los estudiantes abandonan el grado universitario el primer año que empiezan y el 43% lo harán en los siguientes 3 años. Eso indica que tres de cada cuatro alumnos no acabarán los estudios superiores.

Para leer el resto del post, ir al blog de Contunegocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.