Si no hay evolución digital, habrá revolución
9 febrero, 2018
Todos podemos llegar a ser expertos digitales, pero antes debemos demostrarlo
16 mayo, 2018

La mensajería urgente, la gran asignatura pendiente del comercio electrónico

Hace casi un año trasladé mi despacho a L’Estany, un pequeño pueblo de 250 habitantes a mil metros de altura en la comarca del Moianès, para escapar de las aglomeraciones y agobios que me producía la gran ciudad y así poder concentrarme en mi trabajo, que tanto me apasiona, y conseguir ser mucho más productivo en menos tiempo. Aquí estoy buscando el equilibrio entre mi vida profesional que tanto me divierte, y que va a una velocidad de vértigo, y mi vida personal, que he decidido que no vaya al mismo ritmo que mi día a día profesional. Lo estoy intentando, y sigo comprando por Internet por la sencilla razón de ganar tiempo y así tener una mejor calidad de vida. 

Para leer el resto del post, ir al blog de Contunegocio 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *